Top

SustainHuts logra los objetivos previstos para su primer año

El proyecto europeo SustainHuts celebra su primera reunión anual  en las instalaciones de su coordinador, la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón

 

El pasado miércoles 7 de junio la Fundación Hidrogeno Aragón acogió la primera reunión anual del proyecto LIFE SustainHuts. Un consorcio formado por la Federación Aragonesa de Montañismo, el Club Alpino sección Turín (Italia), Environmental Park (Italia), la Asociación de Montaña de Eslovenia, el Centro de Tecnologías del Hidrógeno de Eslovenia, la Universidad de Liubliana (Eslovenia).

 

La reunión del proyecto SustainHuts se concluyó el logro de los principales objetivos previstos para el primer año que permiten encarar con confianza las siguientes fases. En la actualidad se dispone de un conocimiento detallado del estado actual de los refugios acogidos al proyecto, y se están finalizando los estudios de las tecnologías renovables a implementar, así como las acciones orientadas a mejorar la eficiencia en el uso de la energía en los refugios.

Así mismo, una vez pasado el invierno, el acceso a los refugios es más sencillo y permite retomar las actividades de campo. Durante las próximas semanas se regresará a los refugios de Bachimaña, Estós y La Renclusa para finalizar la instalación de los equipos de medida de consumo, y en el caso de Lizara y Llauset se regresará para recoger y analizar la información de los equipos instalados el año pasado. En cuanto a los dos refugios eslovenos (Pogacnikov y Kocbekov) también se retomarán las actividades tras el cierre durante los meses de invierno (están cerrados casi 10 meses al año). Por otra parte, el Rifugio di Torino, aunque está abierto todo el año, debido a su elevada altitud (3300 m) todavía en estas fechas tiene medio metro de nieve en su cubierta, por lo que los socios italianos todavía tienen que esperar un tiempo para poder realizar las actividades previstas.

Pero no todo son noticias positivas en el proyecto. Uno de los socios, los rumanos de la Universidad de Brasovia, han comunicado su salida oficial del proyecto. Esta decisión es consecuencia de las enormes dificultades que los socios rumanos han encontrado, a nivel de permisos, para poder implementar las tecnologías previstas en su refugio de Doftana Valley, que en su caso se trataba de una turbina micro-hidráulica. Durante la reunión anual se debatió este asunto en el consorcio y se están estudiando varias alternativas,  entre ellas la integración de un nuevo socio de un país no representado o que alguno de los socios incorpore un nuevo refugio de características similares a las del refugio rumano que deja el proyecto.

Modernizar desde el punto de vista energético ocho refugios de montaña de tres países es el principal objetivo del proyecto europeo SUSTAINHUTS (Refugios Sostenibles) que coordinará durante los próximos cuatro años la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón, con sede en el Parque Tecnológico Walqa, en Huesca. Está financiado por la Unión Europea bajo el programa LIFE+ (LIFE15 CCA/ES/000058) y tiene un presupuesto de 1.860.914 euros, de los que la Unión aporta el 60 %.

La citada modernización de los refugios se refiere a la instalación de tecnologías basadas en energías renovables, incluyendo en uno de ellos la incorporación de un sistema completo de producción, almacenamiento y utilización de hidrógeno renovable.

Los ocho refugios de montaña se encuentran en España (5), Eslovenia (2) e Italia (1). Los españoles pertenecen a la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) y son los de Lizara (1.540 metros de altitud), Bachimaña (2.200 m.), Estós (1.890 m.), La Renclusa (2.140 m.) y el recientemente inaugurado de Cap de Llauset (2.450 m.). A ellos se añaden el italiano Rifugio di Torino (el que a mayor altitud está de todos los del proyecto, con 3.375 metros), dos eslovenos (Pogačnikov dom, a 2.050 metros, y Kocbekov dom, a 1.808).

En todos ellos se procederá a realizar acciones orientadas a la mejora de la eficiencia energética en un 20%, a reducir las emisiones contaminantes de CO₂ (dióxido de carbono) en 21 toneladas al año por refugio y las de NOx (óxido de nitrógeno) en 0,5 toneladas por año y refugio, así como a disminuir el número de viajes en helicóptero que se realizan hasta ellos con el suministro de combustible actual, con un ahorro estimado de una tonelada al año de queroseno por establecimiento.

Durante la primera fase del proyecto se evaluará la situación en cada refugio y su consumo energético, de forma que se pueda hacer el estudio detallado de las necesidades de mejora que requiere. Las tecnologías que se pretenden implementar son fotovoltaica, mini-hidráulica, mini-eólica, materiales aislantes, e hidrógeno. Posteriormente se elaborarán los proyectos técnicos, para luego adquirir los equipos e instalarlos. El cuarto año llegará el momento de realizar la demostración de todas estas tecnologías ya instaladas en los refugios.

Uno de los objetivos relevantes del proyecto es confeccionar una serie de  guías metodológicas que permitan replicar las soluciones desarrolladas en los refugios, de forma que las mejoras medioambientales conseguidas se puedan llevar a otras localizaciones tanto europeas como de todo el mundo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies