Top

La Fundación Hidrógeno coordina un proyecto para mejorar la gestión de los residuos y aprovechar el biogás generado en vertederos y plantas de tratamiento

El proyecto VERTEGAS realizará un estudio de viabilidad técnica y económica para la innovación en la gestión y tratamiento de residuos en las instalaciones de la empresa GRHUSA en Huesca

Una de sus claves reside en la revalorización de las basuras del vertedero que ya no se pueden reciclar y generan de forma natural biogás, a partir del cual se puede producir hidrógeno de forma sostenible

Desarrollar un estudio de viabilidad técnica y económica para mejorar la gestión y clasificación de los residuos con recogida selectiva y aprovechar el biogás que se genera en vertederos y plantas de tratamiento para producir hidrógeno de modo sostenible es el objetivo del proyecto VERTEGAS, que coordina la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón con sede en el Parque Tecnológico Walqa y en el que también participan la empresa oscense Tafyesa S.L. y la Universidad de Zaragoza

El estudio de viabilidad se llevará a cabo -con vistas a poder replicarlo en otras instalaciones- en la planta de tratamiento de Fornillos de Apiés (Huesca) que gestiona la empresa pública Gestión de Residuos Huesca (GRHUSA), encargada de la recogida y tratamiento de residuos urbanos en las Comarcas de la Hoya de Huesca, Alto Gállego y Jacetania. El Ayuntamiento de Huesca, que forma parte de GRHUSA, la Universidad de Zaragoza y Tafyesa son miembros de la Agrupación Empresarial Innovadora de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno (AEI-NTH), que gestiona la Fundación Hidrógeno Aragón, de ahí que este proyecto haya sido apoyado con 47.968 euros por las ayudas que concede el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a este tipo de entidades.

El pasado día 4 de diciembre representantes de las entidades que forman parte del proyecto visitaban las instalaciones de GRHUSA, comprobando sobre el terreno el potencial que tiene esta infraestructura para todo el trabajo que se va a llevar a cabo durante los próximos 4 meses.

VERTEGAS incide en el acuciante reto de la gestión eficiente de los residuos

La Directiva Marco de Residuos 2008/98/EC de la Comisión Europea obligaba a los estados miembros a establecer planes y políticas de gestión de residuos como el vigente en España Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022. Este plan, además de priorizar la prevención, reciclado y valorización para reducir al máximo la incineración y el vertido de residuos, fija objetivos tan ambiciosos como lograr un 50% de reciclado o una valorización energética de hasta el 15% en 2020. Lograrlo requiere mucha innovación y procesos técnica y económicamente viables, para que puedan ser asumidos por las PYMES encargadas de la gestión, tratamiento y recogida de residuos en los diferentes municipios y ciudades. Teniendo en cuenta que aún nos encontramos lejos de los mencionados objetivos –en España el porcentaje de reciclado se sitúa en el entorno del 29% -, la puesta en marcha de proyectos como VERTEGAS, que inciden tanto en la recogida separada como en el aprovechamiento del biogás para otras aplicaciones o usos finales, cobra la máxima importancia. Entre sus ventajas, se encuentran algunas como las siguientes:

  • Disminuye el impacto medioambiental en toda la cadena de valor del residuo, desde que se recoge de forma optimizada en contenedores dotados de sensores de nivel hasta que se genera una corriente de biogás en el vertedero.
  • Fomenta las actividades de reciclado con recogida separada en la que se use un software con Internet de las cosas que gestione las rutas de los camiones y optimice los costes del proceso.
  • Busca aprovechar la fracción de los residuos que no se recicla (la llamada “fracción resto”, aquellos residuos para los que no existe una recogida selectiva implantada) para convertirla en biogás con usos finales en los ámbitos de la energía y el transporte, lo que añade beneficios a las instalaciones de tratamiento de residuos.
  • Interconecta el proceso de generación de biogás con el resto de los que se realizan en la planta y recogida en puntos de entrega, de modo que todas las instalaciones operen de modo coordinado en línea con la estrategia de Industria Conectada 4.0, lo que hace más eficientes a las PYMES que se dedican a esta actividad.
  • Permite crear empleo en el sector del tratamiento de residuos.

Un proyecto pionero alineado con las principales estrategias nacionales y europeas

Las instalaciones de la planta de tratamiento y vertedero que gestiona GRHUSA en las inmediaciones de la ciudad de Huesca serán el punto neurálgico de este estudio de viabilidad en el que cada socio tendrá una parte de responsabilidad. Así, mientras la Fundación Hidrógeno Aragón que lidera el proyecto desarrollará el estudio de viabilidad económica para todos los equipos y procesos propuestos así como la ingeniería de sistemas relacionada con el aprovechamiento del biogás, la Universidad de Zaragoza estimará el residuo generado y se ocupará de la ingeniería de procesos relativos al tratamiento del biogás. Por su parte, la empresa Tafyesa desarrollará el software de gestión en planta y en puntos de recogida, incluyendo el estudio de ingeniería de los sensores y hardware necesarios para el funcionamiento de todo el sistema y para la recogida separada de la fracción resto en los contenedores de modo que esté apropiadamente clasificada antes de su llegada a la planta.

Además de la realización de un estudio de mercado para la posible aplicación en otras áreas e instalaciones de Aragón y de España del caso de estudio de VERTEGAS, el proyecto contempla el uso de una corriente de biogás procedente de la fracción resto, para evitar liberar metano al ambiente con una energía disponible para las distintas aplicaciones objeto de estudio de 2.119,8 kilovatios hora (kWh) al día, el equivalente al consumo de 78 hogares al día o a recorrer 13.750 kilómetros con un vehículo eléctrico.

El proyecto VERTEGAS guarda una estrecha relación con el Plan Estratégico de la AEI-NTH, que identifica las siguientes 5 líneas estratégicas:

  1. Producción de hidrógeno. El objetivo es producirlo de forma sostenible y sin impacto medioambiental, lo que se puede hacer mediante electrólisis procedente de fuentes renovables (como hace la Fundación Hidrógeno Aragón en Walqa) o a partir de residuos que generan biogás a reformar, como estudiará VERTEGAS.
  2. Almacenamiento, transporte y distribución. El proyecto contempla estudiar el estado del arte del transporte y la distribución de hidrógeno identificando aspectos relevantes de seguridad.
  3. Transferencia de tecnología, protección e impacto económico. VERTEGAS es estratégico para evaluar la viabilidad de estas actuaciones en mercados nicho como el de los centros de tratamiento de residuos en los que hay una corriente de biogás que se puede aprovechar.
  4. El biogás generado en el proyecto tiene aplicaciones tan diversas como la generación de electricidad y calor (cogeneración), alimentación de la red de gas natural, uso en el sector de transporte o reformado y producción de hidrógeno.
  5. Formación y concienciación. Los miembros de la AEI-NTH van a obtener una importante formación sobre la generación de biogás aprovechable para diferentes usos con este proyecto, que la Fundación del Hidrógeno se encargará de difundir en los foros nacionales e internacionales en los que participa.

VERTEGAS está también relacionado con el principal documento en materia de pilas de combustible e hidrógeno en la comunidad autónoma, el Plan Director del Hidrógeno en Aragón 2016-2020, que contempla la generación de hidrógeno a partir de reformado de biogás  procedente de residuos como una de las líneas de trabajo preferentes para los próximos años. Específicamente, reconoce la necesidad de plantear alguna acción de producción de hidrógeno a partir de residuos en un entorno relevante, como puede ser la planta de GRHUSA en Huesca, desarrollando al menos un proyecto demostrativo. No hay que olvidar el potencial reconocido en Aragón del biogás para contribuir a la mejora de la seguridad del suministro energético: las estimaciones indican que nuestra comunidad autónoma tiene potencial para reemplazar por biogás el 44% de su consumo total de gas natural. El objetivo ahora es analizar qué parte de este biogás puede extraerse de la fracción resto de los vertederos, en línea con la normativa aragonesa en materia de gestión integral de residuos.

Tanto la Directiva Marco de Residuos de 2008 como la Estrategia 2020 de la Unión Europea abogan por cambiar la gestión de los residuos en Europa, priorizando la prevención y el reciclado aumentando la recogida separada pero también atendiendo a la valorización y tratando de evitar la eliminación. Esa es la idea que subyace en el proyecto VERTEGAS, que aboga por convertir los residuos en un recurso aprovechable en aplicaciones energéticas. En definitiva, por transformar un acuciante problema en una oportunidad que beneficie a personas, medioambiente y empresas.